El maíz hoy en día es el tercer cultivo con mayor superficie de siembra en Colombia después del café y el arroz. Por ese motivo en este artículo queremos contarte sobre los 5 aspectos fundamentales del proceso de siembra oportuna, para que logres una buena producción de este cereal.

  1. Se debe sembrar en la época correcta

El momento de siembra está determinado por las condiciones de clima del año. En este caso, como el cultivo de maíz, requiere altas dosis de iluminación y es de crecimiento rápido; suele rendir con temperaturas entre los 24 y 35°C siempre y cuando cuente con un buen régimen de lluvias, por lo que su rendimiento aumenta en esta época.

También son ideales las noches frescas, ya que utiliza menos energía en el proceso de respiración celular, los días soleados y las temperaturas moderadas.

  1. Calcular la profundidad de la siembra

Una profundidad de siembra homogénea representa una germinación homogénea y por ende un crecimiento homogéneo. La profundidad ideal de la siembra es de 5 cm; ya que si es mayor a 6 cm representa una germinación más lenta e irregular; mientras que una menor a 3 cm deja los granos más expuestos a vectores externos y a las condiciones secas que pueden impedir su crecimiento.

  1. Realizar una correcta preparación del suelo

Se recomienda arar el terreno para que quede en una estructura ideal que tenga una capacidad alta de retención del agua o como se conoce en términos agronómicos “capacidad de campo”.  También se deben eliminar las malezas existentes ya que son portadoras de plagas y enfermedades. Un buen control de estas, evitará que las semillas de maíz compitan por humedad, nutrientes y luz.

  1. Elegir la plantadora correcta

Se deben tener en cuenta aspectos como: número de líneas de labranza, Tipo de siembra (convencional o labranza mínima) el tipo del suelo y la velocidad de plantación en función de la preparación del mismo.

La velocidad recomendada es la que su agrónomo considere adecuada según las variables descritas anteriormente. La cantidad promedio es de 9 a 10 granos por metro.

  1. Abonado correcto del cultivo

Un 25% de error en el abonado no es perceptible a simple vista; por lo tanto, primero se deben identificar las necesidades en nutrientes del maíz con base en la producción esperada.

Determinar el uso de la maquinaria necesaria y correcta, para el abonado, evitará consecuencias como: bajo rendimiento del cultivo, sobre abonado de nutrientes valiosos por zonas y recolección de una cosecha irregular y de mala calidad.

Una cosecha de calidad, requiere herramientas a la altura; por lo tanto, si también se busca optimizar costos y beneficios en los ciclos productivos de una explotación agrícola de maíz; la maquinaria recomendada es:

  • Rastra de discos para labranza de suelos
  • Fumigadora para control de malezas
  • Zanjadora para manejo del agua en términos de drenaje
  • Plantadora / Abonadora de grano grueso entre 2 a 6 líneas de labranza convencional o mínima dependiendo del tipo de suelo
  • Cosechadora de forraje o granos según su intención

¿Quieres saber más?

Tractocentro Colombia, brinda asesoría personalizada y toda la maquinaria al alcance de los pequeños, medianos y grandes agricultores por medio de su convenio de tasa compensada con el Banco Agrario.

Artículos relacionados