tractor

El tractor Same como aliado para el cultivo de arroz

En la correcta elección de un tractor, se deben tener en cuenta sus características técnicas; con el fin de que el agricultor lo adapte con exactitud a sus necesidades y saque de él la máxima rentabilidad sin sobrepasar los límites y capacidades técnicas de funcionamiento en sus labores.

Cada vez son más los productores arroceros del país, que al momento de solicitar una asesoría en nuestro concesionario expresan la necesidad de convertirse en trabajadores más competitivos, rentables y sostenibles; pues en aquellos cultivos se encuentran sus proyectos de vida, sus sueños y el sustento de miles de familias.

Según Fedearroz y su proyecto AMTEC, la preparación del suelo es un factor primordial; el cual debe garantizar que todos los manejos de cultivo como la labranza, nivelación, estructura de suelos, el control de aguas, control de malezas y la siembra realizadas de la manera correcta van a incidir directamente en el buen crecimiento y desarrollo de la planta; por lo tanto, con la inversión en nuevas tecnologías y la correcta elección de la maquinaria, se obtiene una mejor preparación de terrenos en poco tiempo y mejores promedios de producción en la cosecha.

Para los cultivos de arroz, la recomendación es que su potencia máxima homologada o potencia nominal de motor esté entre 70 y 130, característica del Tractor Agrícola SAME Modelo Laser 130; que, además, por su peso y las características de sus llantas tiene la capacidad de mantener la tracción para no quedarse bloqueado en el terreno húmedo ni tampoco tan liviano como para patinar en exceso generando consumos excesivos de combustible.

En la correcta elección de un tractor, se deben tener en cuenta sus características técnicas; con el fin de que el agricultor lo adapte con exactitud a sus necesidades y saque de él la máxima rentabilidad sin sobrepasar los límites y capacidades técnicas de funcionamiento en sus labores.

Cada vez son más los productores arroceros del país, que al momento de solicitar una asesoría en nuestro concesionario expresan la necesidad de convertirse en trabajadores más competitivos, rentables y sostenibles; pues en aquellos cultivos se encuentran sus proyectos de vida, sus sueños y el sustento de miles de familias.

Según Fedearroz y su proyecto AMTEC, la preparación del suelo es un factor primordial; el cual debe garantizar que todos los manejos de cultivo como la labranza, nivelación, estructura de suelos, el control de aguas, control de malezas y la siembra realizadas de la manera correcta van a incidir directamente en el buen crecimiento y desarrollo de la planta; por lo tanto, con la inversión en nuevas tecnologías y la correcta elección de la maquinaria, se obtiene una mejor preparación de terrenos en poco tiempo y mejores promedios de producción en la cosecha.

Para los cultivos de arroz, la recomendación es que su potencia máxima homologada o potencia nominal de motor esté entre 70 y 130, característica del Tractor Agrícola SAME Modelo Laser 130; que, además, por su peso y las características de sus llantas tiene la capacidad de mantener la tracción para no quedarse bloqueado en el terreno húmedo ni tampoco tan liviano como para patinar en exceso generando consumos excesivos de combustible.

La labor de los diferentes accesorios, es indispensable, pues se pueden realizar tareas como la labranza de suelos con la Rastra de Discos, mejorar la estructura del suelo para la siembra con el Rastrillo Pulidor, controlar las malezas con la Fumigadora, nivelar las pendientes del suelo con la Micro- Niveladora de Cuchillas y controlar las aguas con el Caballoneador tipo Taipa.

Sencillo, la adquisición de maquinaria agrícola debe ser vista por el cultivador como una inversión eficiente y rentable; la cual no solo está enfocada en el campo; si no que también le brindará seguridad y comodidad al operador; por lo tanto, Tractocentro Colombia, ofrece crédito directo, crédito con la banca, y en este momento cuenta con un convenio especial de tasa compensada con el Banco Agrario, con el fin de apoyar tanto a los pequeños como a los grandes agricultores.